Corría el año 1936, cuando 2 viejos amigos, decidieron hechar las raíces de una empresa que atendiese las necesidades de los productores y vecinos de la zona de Alberti.
Esta empresa fue bautizada con el apellido de sus fundadores, Duhalde y Rivara, en un mensaje del compromiso que asumían con sus clientes.

Adolfo Rivara  

  Juan Cruz Duhalde

Remates, Comisiones, Administración y Seguros eran las ramas en que éstos albertinos volcaban su vocación de servicio. Al tiempo, Juan Cruz Duhalde debió emigrar a la Ciudad de Buenos Aires, quedando la empresa a cargo de Adolfo Rivara y su jóven hijo, Rubén Darío.

  Rúben Darío Rivara

Fue en la década del 50, cuando Argentina se convierte en el granero del mundo. Rubén Darío Rivara desarrolla una cadena de recepción, acondicionamiento, almacenaje y comercialización de granos que los productores agropecuarios producían en la zona, comenzando a incursionar en distintas actividades en pos de un objetivo: ofrecer un abanico de servicios que cubriera todas las necesidades del hombre de campo.
Así se incorporó la venta de combustibles, agroquímicos y semillas.

En los años 70' se ampliaron y modificaron todas las plantas de acopio, lo que permitió llegar a comercializar 100.000 toneladas de granos por año, incorporando la logística de fletes.
En 1987 sufrimos la desaparición del conductor Rubén Darío Rivara, y el menor de sus 3 hijos varones, Fernando Adolfo, es designado presidente de la empresa, cargo que ocupa actualmente.

  Dr. Fernando Rivara

Motivados por la experiencia de más de 50 años en el manejo de granos, y aprovechando las ventajas naturales que hacen de la Pampa Húmeda Argentina el único proveedor de maíz colorado duro (flint) del mundo, inauguramos, en 1995, nuestro proyecto industrial: un molino de molienda seca de maíz de 140 toneladas por día de molienda.

Acompañamos la explosión productiva instalando la primera planta de acopio y distribución de fertilizantes líquidos y sólidos a granel.
Desarrollamos uniones con distintos productores para sembrar campos, integrando verticalmente a la empresa.

Hoy, cuando la cuarta generación de los Rivara está integrada a la empresa, podemos decir que gracias al trabajo y a la honestidad de nuestros antecesores, hay en la ciudad de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina, una empresa pujante, con experiencia, con un plantel de 50 personas que día a día enfrenta nuevos desafíos, incorpora tecnología y aporta lo mejor de sí para lograr el objetivo principal de RIVARA S.A.: SATISFACCIÓN TOTAL DEL CLIENTE.